Formatos de entradas

HISTORIETAS DE LA VIDA COTIDIANA ;-)

Responder

Hace un tiempo escribí esta historieta basada en un hecho real que me ocurrió hace un poco más de un año. ¡Hoy os la dejo para que la leáis!

Some time ago, I wrote this story based on a true story that happened to me more than a year ago. Today, I let you read it!

POBRE COREANO

Nunca me había sentido tan preocupada por alguien que ni siquiera conozco. Todo ocurrió una tarde de junio en Roma, más concretamente delante de la Fontana di Trevi. Mientras dos amigas y yo gozábamos sentadas en las escalinatas de las vistas que teníamos ante nosotras, un coreano estaba jugándose su futuro con una moneda. Me explico.

Existe la costumbre o tradición de lanzar una moneda cualquiera al agua de la Fontana di Trevi, mientras se pide un deseo. La moneda se debe lanzar de espaldas a la fuente. Nosotras, como manda la costumbre, lanzamos tres monedas, una cada una, y pensamos en un deseo. El mío lo recuerdo, pero no lo pienso desvelar. A estas alturas de la vida tampoco me interesa que se cumpla, la verdad. Resulta que después de lanzar las monedas y quedarnos satisfechas (con la ilusión de que algún día esos deseos se cumpliesen) decidimos sentarnos en las escalinatas.

Fue entonces cuando llegó un grupo de coreanos y coreanas. Comenzaron a lanzar monedas. Yo miraba atentamente al rezagado del grupo. Lo sentía nervioso, supersticioso. Le temblaba la mano, como si en realidad no desease echar aquella moneda al agua. Sin embargo, como marcan la tradición y seguramente todas las guías que se hayan escrito sobre Roma, el coreano cogió impulso y lanzó la moneda. Desde el momento en el que percibí el gesto de su muñeca, me di cuenta de que iba a fracasar en el intento. La moneda chocó contra el borde de la fuente, para seguidamente golpear el suelo. El chico coreano, deseando que nadie se hubiese dado cuenta de su escasa puntería, rápidamente se agachó, cogió la moneda y la volvió a echar. Esta vez no erró. A pesar de todo, estoy segura de que en ese momento ningún deseo pasó por su cabeza. Simplemente quería enmendar el error. Ya era tarde. Incluso él sabía que el deseo que pidió primeramente nunca se iba a cumplir.

Yo no sabía si reír o llorar. Finalmente, me decanté por contarles a mis amigas lo que había visto. Su primera reacción fue reírse. También yo pensé en reírme. Sin embargo, mi mente no me dejaba. Como descendiente de gallegos que soy, soy bastante supersticiosa. No podía dejar de pensar que ese coreano la había cagado. A la hora de pedir un deseo que la moneda no llegue al agua es de las peores cosas que te puede pasar. Creo que ese coreano nunca supo que, además de no cumplirse el deseo que pidió, en aquel tiro errado se jugó su futuro. No sé que será de él, pero siento que nada bueno le depara… Pobre coreano.

¿QUÉ OS HA PARECIDO? ¡ESPERO QUE OS HAYA SACADO ALGUNA SONRISA! 😉

WHAT DO YOU THINK? I HOPE YOU HAVE A SMILE ON YOUR FACE! 😉

No he tenido tiempo para sacar las fotos de rigor en el balcón, pero os dejo con unas fotos (sacadas con el iPod, la calidad no es tan buena…) del LOOK DEL DÍA:

I didn’t have time to take pictures in the balcony, but here you have some pictures (taken with the iPod, the quality is not so good …) of my LOOK OF THE DAY:

Coat: Loreak Mendian (old)

Jeans: Levi’s

Shoes: Converse, grey color

Jumper: H&M (old)

¡Me encanta este abrigo de lana de Loreak Mendian O/I 10-11! Love this wool coat!

Era de hombre, ¡pero a mi madre le encanta regalarme cosas así!

It’s for men, but my mum loves giving me things like that!

😉

Anuncios

Leave a Reply

Required fields are marked *.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s